Yoda en las Highlands escocesas

Nuestro jedi preferido hizo hace unos dias un viaje relampago al lugar mas bello y famoso de Escocia: las Highlands o Tierras Altas. Un lugar que no solo ha inspirado la leyenda de Nessie, sino tambien numerosas peliculas, desde Braveheart hasta los Inmortales, donde las Highlands jugaban un destacado papel, pasando por Rob Roy, diversas localizaciones exteriores de la saga potteriana, o la mas reciente Boda de mi novia que comentabamos hace poco en este blog.


Yoda en el Lago Ness


Yoda con una vaca Highland


Yoda en el valle de Glencoe

Narnia: El león, la bruja y el armario VS Caspian

 

 Pensaba hacer una crítica individual de cada una de las pelis narnianas. Pero finalmente me he decidido por un 2×1.

 “El león, la bruja y el armario” fue, hace años, todo un descubrimiento. Poco esperaba yo del género fantástico tras El señor de los anillos, para ser sincera. Y, de pronto, llegó esta pequeña joya. Y pasó lo que en ocasiones sucede con las películas que menos expectativas generan: que son las que mas gratamente sorprenden. Justo al contrario que con la segunda parte, “El principe Caspian”. Que no es que no me gustara, que me gustó bastante…pero también me decepcionó un poco, supongo que porque, en esta ocasión, tenia el listón demasiado alto.

 Principal punto fuerte de la primera peli narniana: Como digo, en mi opinión, el factor sorpresa. Esto, por supuesto, unido a otras muchas cosas. Los ingredientes perfectos de una buena película de fantasía: un mundo imaginario perfectamente plasmado en la gran pantalla, el bando bueno, el bando malo, una profecía, los elegidos que han de hacerla realidad, el maestro que les guiará en su nuevo camino, el malo malísimo (mala malísima en este caso) que intentara impedir que la profecía se cumpla… y todo ello adornado con una magnifica banda sonora de la que ya hable en su día.

 En “El león, la bruja y el armario”, “los elegidos” son los hermanos Pevensie, Peter, Susan, Edmund y Lucy. Cuatro chicos ordinarios que, en plena guerra mundial, se ven de repente transportados al mágico mundo de Narnia … al meterse dentro de un armario. Allí, deberán hacer frente a la malvada bruja blanca, que ha traído el invierno eterno a la hermosa tierra de Narnia y que tiene sometidos a sus habitantes. Solo dos hijos de Adan y dos hijas de Eva serán capaces de destruirla, de acuerdo con una antigua profecía. Pero no estarán solos en su misión. El “maestro”, en este caso, es nada más y nada menos que un fiero león, el autentico rey de Narnia: Aslan. Con su apoyo, los cuatro hermanos pasan de ser simples niños a convertirse en grandes guerreros.


El Rey de la selva…digo de Narnia

Aslan es, sin duda, el alma de la película. El “gran gato” como lo llama la bruja, a veces temible y a veces manso y afable como un gato domestico. Un rey adorado por su pueblo y capaz de dar la vida por los suyos…como de hecho hace para salvar a Edmund, que inicialmente traiciona a sus hermanos tentado por las promesas de poder de la bruja blanca. La muerte de Aslan a manos de sus enemigos, previo afeitado de su melena incluido, y su posterior resurrección al amanecer, gracias a la magia insondable que premia los actos de sacrificio voluntario, constituyen sin duda los momentos culminantes de esta primera película. Por supuesto, junto con la espectacular batalla final, donde destaca el duelo de Peter con la Bruja Blanca, y la intervención de su hermano, que ya de vuelta al bando de los buenos, salva la vida del Sumo Monarca poniendo la suya en peligro, todo ello con el apasionante tema “the battle” sonando de fondo. No puedo dejar de mencionar otras escenas memorables como la llegada al campamento de Aslan y la solemne aparición inicial del león; o el emotivo encuentro de Lucy (que encanto de niña por cierto, no como otras repelentes que aparecen en basuras como la Brújula Dorada)  y el señor Tumnus, con la hermosa canción de cuna que interpreta el fauno; o la coronación final de los cuatro hermanos y la partida de Aslan, alejándose por la orilla del mar bajo la triste mirada de la menor de los Pevensie… Momentos así son los que yo personalmente eche de menos en la segunda entrega, bastante más plana de principio a fin.

En “El principe Caspian”, los Pevensie regresan a Narnia, siglos mas tarde, para encontrarse con una tierra gobernada por los “telmarinos”, humanos que tiempo atrás derrotaron a los habitantes de Narnia. Los pocos narnianos supervivientes se ocultaron de la vista de los nuevos gobernantes, esperando la llegada de un nuevo rey que pudiera devolverles su lugar. Este rey es Caspian X, sobrino del rey ilegitimo, Mirath. Caspian formará una alianza con los reyes antiguos (los hermanos Pevensie) y con los narnianos para devolver la paz y el esplendor a Narnia y acabar con Mirath y los suyos.


Caspian y los Pevensie

“El principe Caspian” mantiene algunas (muchas) de las cosas buenas de su predecesora. Las interpretaciones de los hermanos Pevensie y, una vez más, de Lucy especialmente, siguen siendo estupendas. El nuevo héroe, Caspian, encaja bastante bien en su papel. Las batallas son más oscuras y los efectos especiales impecables. El duelo de Peter con Mirath, reflejando la nobleza del Sumo Monarca y la cobardía del falso rey, es todo un tributo a la obra de C.S. Lewis. Pero la película pierde en algunos aspectos. El villano de esta segunda entrega es pésimo, al igual que sus secuaces, a cual de ellos mas patético. La bruja blanca les daba mil vueltas a todos ellos. Los nuevos narnianos que acompañan a los protagonistas (con el permiso del ejército ratonil)  no tienen el encanto del señor Tumnus o de los castores. Y, sobre todo, las apariciones de Aslan son tardías y reducidas. Algo que me sorprendió bastante porque, si bien la película es fiel al libro en muchos aspectos, podría haber sacado mas partido al papel del león, que, curiosa e inexplicablemente, aparece más en el libro que en la versión cinematográfica.

 Dicen que esta segunda entrega se aleja del concepto de película para niños, que es mas oscura, mas madura…lo cual me parece chocante teniendo en cuenta que uno de los personajes principales es un ratón parlante con pluma. Sin embargo, uno de los puntos clave de “El principe Caspian” consiste en mostrar el paso de los dos hermanos mayores, Susan y Peter, a la adolescencia. Es por eso que, en el libro, ellos son los últimos en poder ver a Aslan (por que demonios se saltaron esta parte en la película??), mucho después de la primera aparición del león ante Lucy. Es por eso que Peter se muestra un tanto rebelde e incluso envidioso respecto al nuevo rey, Caspian. Y es por eso que, al final de la película, Aslan mantiene una charla con ellos donde les explica que su ciclo en Narnia ya se ha cumplido y que no podrán volver. La escena final, con la despedida narniana de Peter y Susan, si bien es de lo mejor de la película, se ve sumamente enturbiada por el estupido e innecesario beso entre la mayor de los Pevensie y el nuevo rey, Caspian. Al que se le ocurrió semejante sacrilegio deberían inhabilitarlo de por vida en lo que a adaptación de guiones se refiere.

 
La extraña pareja

En conclusión, aun con sus defectos, la saga de “las Cronicas de Narnia” es de lo mejor del genero fantástico, sin estar a la altura de “El Señor de los anillos” o “Harry Potter”, pero superando ampliamente a esperpentos como “Eragorn” o “La brújula dorada” y logrando unas fieles adaptaciones de las dos novelas de Lewis que se han llevado, de momento, al cine. Ahora, a esperar la tercera.