Banda sonora de Origen

La película del verano, “Origen“, no sería la misma sin la gran banda sonora que se ha marcado, una vez más, Hans Zimmer. Aquí va una pequeña muestra de algunos de sus temas:

– Dream is collapsing

– Dream within a dream

– Un remix:

– Y por último, el temazo final: Time

Anuncios

Natalie Portman es The Blower’s Daughter

Esta canción de Damien Rice, titulada “The blower´s daughter” pertenece a la banda sonora de Closer. Una película estadounidense del 2004 dirigida por Mike Nichols y escrita por Patrick Marber, quien también escribió una obra de teatro homónima en la cual la película esta basada. Esta protagonizada por Natalie Portman, Julia Roberts, Clive Owen y Jude Law. Es una historia que trata sobre la infidelidad, el amor y la infidelidad. Natalie ganó el Globo de Oro y fue nominada a un Oscar a la mejor actriz de reparto por esta película. Creo que la escena del striptease de Natalie al médico salido, influyó bastante en el veredicto del jurado.

Dan Weaver (Jude Law) es un periodista a punto de publicar su primer libro. Anna Baker (Julia Roberts) es la fotógrafa encargada de hacer la portada de la publicación. Durante una noche de “chateo”, Dan mantiene, a través de la red, una pervertida conversación con Larry Fisher (Clive Owen), un médico al que yo nunca iria a su consulta. Tras escribir muchas guarradas por el chat, Jude Law cita en el acuario de Londres, a su ex, Anna con el médico pervertido. Al final, el médico y la fotógrafa entablan una relación, pero la segunda no puede dejar de sentirse atraída por el periodista. Y el médico se siente atraido por  Alice Howlett (Natalie Portman), una bailarina, que es novia de Jude Law. Es decir, que se lian todos con todos. Sólo falta una escena lésbica entre Natalie y la Roberts.

Crítica de Origen

¿Alguna vez habéis despertado de un sueño para daros cuenta, poco después, de que seguís soñando? ¿O habéis caído desde una altura considerable para acabar despertando justo antes de llegar al suelo?  Son sólo dos ejemplos del complejo y apasionante mundo de los sueños. Un mundo en el que nos sumerge de lleno el señor Christopher Nolan en “Origen”. La anunciaban como la gran película del verano y una de las grandes del año. Y vaya si lo es…

Dicen por ahí que Origen es una peli tan compleja que se necesitan varios visionados para entenderla. Esto, en realidad, es un tanto exagerado. Aunque sí hay que estar atento y abrir bien la mente para hacerse con todas las ideas con las que Nolan nos bombardea. A fin de cuentas, el hilo argumental de la película es nada menos que la introducción de una idea en la mente de una persona, en el momento en que la mente es más vulnerable: el sueño. Pero no en un sueño cualquiera, sino en un sueño dentro de un sueño dentro de otro sueño. Así se las gasta nuestro protagonista, Dom Cobb (Leo DiCaprio), que montará un complejo entramado de niveles de sueños para conseguir que el hijo de un famoso empresario (Cillian Murphy) renuncie al imperio de su recientemente fallecido padre, evitando la expansión de un gran monopolio energético. Pero esa idea debe nacer, aparentemente, de él mismo, para lo cual hay que llegar a lo más profundo de su subconsciente y “plantarla” allí. Ese es “el origen”. Un terreno en el que Cobb posee una amplia experiencia, pero en el sentido contrario: como extractor o, si queréis, como “ladrón de ideas”. Su habilidad lo ha convertido sin quererlo en un fugitivo internacional, y la única forma que tendrá de recuperar su vida y volver con sus hijos, será llevar a cabo este último trabajo.

de visita en el limbo

Si la idea de la que parte la película ya es de por sí original y novedosa, todo lo que Nolan va creando a su alrededor es aún más sorprendente.  Para llevar a cabo su misión, Cobb se rodea de un curiosísimo equipo. En él, destaca, al más puro estilo Matrix, el “Arquitecto”… o arquitecta (Ellen Page) en este caso. Un curioso personaje encargado de diseñar el mundo onírico, en el que puede permitirse licencias de todo tipo, como las paradojas de las arquitecturas imposibles (qué grande esa escalera infinita). Sin olvidar a otros miembros del equipo, como el “falsificador”, que posee la habilidad de mimetizarse con otros personajes presentes en los sueños, o el ”químico”, que es el pastillero de turno encargado de anestesiar a los durmientes el tiempo adecuado. Y si los personajes de “Origen” ya son más que chocantes, qué decir de los conceptos. Las agresivas proyecciones de la realidad que pueden “cargarse al sueño”; la “patada” que consigue hacernos despertar; la distinta duración del tiempo, retardándose conforme nos adentramos en los niveles oníricos; la idea del limbo; ese tótem con el que volverá locos a los espectadores hasta el último segundo… Nolan ha creado un universo fantástico y tremendamente original, mimando cada detalle y haciendo encajar todas y cada una de las piezas, cosa cada vez más difícil de ver en esta época de remakes, precuelas y secuelas.

Y en el centro de todo, Leonardo Dicaprio, con una soberbia interpretación del atormentado protagonista. Poco a poco, se nos va revelando el pasado de Cobb y la trágica historia de su mujer (gran papel de Marion Cotillard). Una historia que nos desvela que el gran extractor de sueños sabe más de lo que parece acerca del concepto de origen. Y menuda revelación, tremenda, impactante, como lo es toda la historia de principio a fin.

¡A dormir!

Visualmente, Origen es una pasada. Me viene a la mente el primer paseo de Dom y su arquitecta por un sueño común, por esas calles adimensionales de planos imposibles. O el segundo nivel de sueño, cuando la ley de la gravedad desaparece. O la recreación del limbo. Todo ello acompañado de esa tremenda banda sonora de Hans Zimmer que se te mete en la cabeza y que te da la sensación de estar metido en ese sueño junto con todos los protagonistas.  El único pero que se me ocurre poner a Origen es que el tramo final se hace un pelín largo…¡nunca 10 segundos de caída libre tardaron tanto en pasar!

Tras “El caballero oscuro”, Nolan lo ha vuelto a hacer. Para que digan que ya no quedan genios en Hollywood. Y, con películas como ésta, qué fácil es no despertar de ese gran sueño que es el cine.

Y para terminar, una referencia al puñetero final. SPOILER. ¿Dejó de girar o no la peonza? ¿Y si eso no fuera, en realidad, lo más relevante?Aunque hay teorías para todos los gustos, Aquí dejamos un link que  permitirá a los espectadores disponer de un tótem sorpresa que puede dar la clave de esa maldita escena final:

NOTA: 9

LO PEOR: La furgo que nunca cae

LO MEJOR: Todo lo demás

Teaser trailer de Don´t be afraid of the Dark

Guillermo del Toro es el productor de este remake del cine de terror, que cuenta la historia de una niña que va a vivir a casa de su padre (Guy Pearce) y de la novia de éste (Katie Holmes). Allí descubrirá a unas misteriosas y terroríficas criaturas que la reclaman como uno más de los suyos…